El bosque tropical mejor conservado ya está enfermo

El bosque tropical mejor conservado ya está enfermo

Autoridades del municipio de Roboré alertan sobre la amenaza de una muerte anunciada que pende sobre uno de los lugares más bellos de Bolivia: el valle de Tucavaca

Los árboles fueron derribados y después quemados. El pasado miércoles, cuando entró a la zona EL DEBER, los troncos aún humeaban.

Lo que ha ocurrido en la reserva municipal de Roboré, ese desmonte de 55 hectáreas, es una llamada de atención sobre el futuro del valle de Tucavaca, alerta el secretario municipal Carlos Ragone. Si así ocuriera -dice con temor- atrás quedará la fama internacional que aún tiene Tucavaca, de ser el bosque seco tropical mejor conservado del mundo, puesto que en su interior se encuentran fuentes de agua que forman el sistema hídrico regional y alimentan afluentes tan valiosos como las aguas termales de Aguas Calientes y dan vida a 1.500 especies de plantas y un variado universo de aves y mamíferos.

El pasado miércoles acudió una comisión con un militar y autoridades de Roboré y de Santiago de Chiquitos. No encontraron a nadie en la zona.

Los que formaron la comunidad de Tupac Amaru también tumbaron árboles para construir un camino ancho que mide tres km de largo.

Apenas sembraron unas cuantas plantas de maíz. El río queda a 15 kilómetros y la única forma de garantizar el riego es llevando agua de Roboré en cisternas.

Los que formaron la comunidad de Tupac Amaru también tumbaron árboles para construir un camino ancho que mide tres km de largo.

EL DEBER

Joomla SEF URLs by Artio