La Cámara Forestal de Bolivia, frente a la Publicación Digital de Mongabay Latam/Ojo-Público.com

La Cámara Forestal de Bolivia, frente a la Publicación Digital de Mongabay Latam/Ojo-Público.com. FOTO: El DEBER

Bajo el título “Los últimos árboles de la Amazonía”, Mongabay latam/Ojo-Público.com publica vía digital, un artículo de investigación periodística que abarca a varios países de la región, cuyo componente referido al caso boliviano, recurre al trabajo de una periodista, según sabemos, independiente, pero que logró que parte de su artículo sea publicado también en uno de los más respetable y prestigioso periódico de nuestro país, como es El Deber, en fecha 30 de Septiembre de 2018, en su Sección “7º Día”.

La Cámara Forestal de Bolivia, a través de su conducta institucional ha demostrado con hechos, su plena adhesión a la conservación de los bosques y al desarrollo sustentable en el amplio sentido del término; de ahí que, vemos con beneplácito aquellas iniciativas que se ocupan y preocupan por la protección y conservación de los bosques; así como, del aprovechamiento legal de éstos.

En ese marco y con el debido respeto, consideramos que, el referido artículo de investigación periodística, adolece de algunos sesgos que, esperamos no sean mal intencionados, pero que lamentablemente, contiene aseveraciones y datos que, desde nuestra perspectiva, no son correctos y no podemos dejar pasar por alto.

Nos referimos a lo siguiente. Dar a entender o vincular a la actividad maderera con los últimos árboles de la Amazonía, es distorsionar la esencia de la actividad forestal que ha demostrado con creses, ser el mejor mecanismo para la conservación de los bosques; generando trabajo, desarrollo y conservación. En todo caso, si existe alguna actividad que acabará con los últimos árboles de la Amazonía, NO es la maderera.

Asimismo, llama profundamente la atención que, en una nota que se refiere a la ilegalidad en el aprovechamiento y comercio de maderas, se haya recurrido a la página de “DataSur”, que no es información oficial, para obtener estadísticas de las principales empresas exportadoras bolivianas, vinculándolas, voluntaria o involuntariamente con aspectos de informalidad. Aquello, es inadmisible y afecta el buen ganado prestigio de las empresas formales que trabajan en el marco de la Ley.

A La Cámara Forestal de Bolivia, no le compete referirse a la realidad de otros países porque no la conocemos; sin embargo, afecta que una información periodística, con quienes no hemos tenido relación directa alguna, vincule a las empresas exportadoras formales con los niveles de informalidad que pudiesen existir en el país, es muy dañino; más aún, cuando estamos tratando de reactivar a la economía de este sector que está siendo golpeada por una crisis sin precedentes por 6 años consecutivos.

Finalmente, no es nuestro interés desincentivar al trabajo periodístico que muestra apego a la conservación de los bosques y la protección del medio ambiente. Nuestras puertas estarán siempre abiertas para que la sociedad pueda contar con información real, fidedigna y bien intencionada.

Joomla SEF URLs by Artio