Jorge Ávila: Aprobar tomas de las reservas forestales es un lento suicidio

Calificó como un atropello a la Constitución Política del Estado el pedido de la ABT al INRA de crear un registro de la ocupación de las tierras en El Choré y Guarayos para convertirlas en “Reservas integrales de bosque”. Considera que ello se debe a compromisos políticos.

Calificó como un atropello a la Constitución Política del Estado el pedido de la ABT al INRA de crear un registro de la ocupación de las tierras en El Choré y Guarayos para convertirlas en “Reservas integrales de bosque”. Considera que ello se debe a compromisos políticos. Foto: El Deber

El miercoles se conoció un proyecto de decreto de la Autoridad de Bosques y Tierra (ABT) en el que se establece que el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) encare un registro de ocupaciones de esos predios destinados a reorientar las actividades en los territorios forestales de El Choré y Guarayos, para convertirlos en “Reservas integrales de bosques” en el periodo 1996-2015. El INRA rechazó el planteamiento.

- ¿Cómo observa esta contradicción de actitudes entre dos reparticiones del Estado?

A veces, como en este caso, surgen diferentes posiciones entre una y otra insititucion estatal, entre quienes defienden lo correcto y los que buscan imponer actitudes que generan conflictors de intereses, como en este caso, donde el INRA asume una posoción totalmente legal.

- ¿Cómo observa la Cámara Forestal de Bolivia la iniciativa de la ABT?

Es un atropello. Aclaro que esta arbitriariedad no es actual. Históricamente la CFB ha venido denunciando, ante los diferentes gobiernos, la ausencia de autoridad en determinadas áreas de la producción forestal.

Esa falta de aplicación de normas se ha degenerado en ocupación de los bosques que no están destinados para actividad agropecuaria. En ese contexto, el Estado es el responsable histórico del avasallamiento de las reservas de el Choré y Guarayos desde hace mucho tiempo.

El gran problema es la violación de las disposiciones que sobre esta temática estan consignadas en la Constitución Política del Estado (CPE).

- ¿La CFB ha efectuado observaciones oficiales al respecto?

Con bastante anticipación, por que se trata del tercer anteproyecto de decreto supremo que busca imponer la ABT. Tenemos la documentación de lo que le remitimos al vicepresidente Álvaro García Linera, exponiendo que no corresponde, porque es ilegal la creación de un sistema de registro único a cargo del INRA de los asentamientos posteriores al 18 de octubre de 2015 en esas reservas.

El artículo 380, numeral 2, de la CPE señala que los suelos deben utilizarse según su capacidad de uso mayor. En ese caso corresponde la utilización forestal y sostenible y no la tala indiscrimada con asentamientos ilegales.

El artículo 387 de la Carta Magna establece que se deben garantizar los bosques en sus áreas de aprovechamiento sustentable y promover la recuparación de la flora y de la fauna en áreas degradadas.

Por lo tanto, lo que se quiere hacer va contra la CPE, y es, quiérase o no, una infracción punible. Esto se lo hemos comunicado a la Vicepresidencia del Estado. Aquí se está actuando unilateralmente, aspecto que debe ser motivo de observación de todas las instancias del Gobierno. Es que así como se muestra el proyecto de la ABT, solo se está beneficiando los asentamientos ilegales.

Esto, aquí y en cualquier parte del mundo, va contra la ley.

- ¿Conoce la CFB la extensión de los avasallamientos?

La Reserva Forestal El Choré, que abarca las provincias Sara e Ichilo, fue creada en 1966 con una superficie aproximada de 900.000 hectáreas (ha).

En 1991 se amplió a 1.080.000 ha. Pero en 1995 se aprueba el Plan de Uso de Suelos (PLUS) y se desafecta 211.632 ha en el municipio de Santa Rosa.

Quedó una superficie de más de 868.000 ha. Ocuparon prácticamente toda la reserva.

El fenómeno en el caso de Guarayos es una tanto diferente , porque en este territorio mixta, entre pequeños y medianos, además de campesinos y la gran industria agropecuaria.

De la afectación de la reserva Guarayos no tengo porcentaje, pero considero que es de proporción mayor.

El gran problema es que las tomas ilegales, como en este caso, las legalizan después de dejar pasar el tiempo. Como ahora, que se quiere registrar y legalizar asentamientos atentatorios. No pasa lo mismo con los formales.

Actualmente muchos propuctores que desarrollan actividades en el agro cumpliendo la Función Económica Social (FES) son víctimas de recortes y reversiones de sus predios. Esto esá mal.

- Se denunció que los 80 sindicatos en El Choré están integrados por 7.000 familias, que alcanza a 35.000 personas. ¿Cuál considera usted que será el impacto si se consolida esas posesiones?

Absolutamente grave. El impacto será negativo. Aprobar tomas de reservas forestales es un lento suicidio, algo así como el sucidio samurai, harakiri, solo que sin código ético como el ritual asiático.

Será el error que nos llevará a la fatalidad, a la autodestrucción.

El Choré regula el clima del ecosistema regional. En caso de sufrir variación por los asentamientos humanos, afectaá a la agropecuaria regional, la más importante de Bolivia, y será causa de mayores sequías, altas temperaturas y fuertes vientos.

El Choré, además de ser una fuente de diversidad biológica, es un eslabon del cliclo del agua y depósito de recursos forestales. Es como una muralla de protección ambiental que frena la desertificación de todo el Norte Integrado.

- Se habla de que hay intereses políticos de por medio…

Una de las razones por las que el Estado no ha cumplido su rol de tener autoridad en esta zona es de orden político, como lo hicieron todos los gobiernos. Nada ha cambiado.

- ¿Cuál es la solución?

Es complejo, por el tema político. La solución sería aplicar la ley, desalojar a los invasores. El Gobierno tiene la palabra.

Joomla SEF URLs by Artio