García Linera cree que deforestar no afecta al medioambiente

Un estudio anterior del grupo ambientalista Mighty Earth señaló que hay indicios de tala a gran escala por parte de agricultores brasileños y bolivianos que comercian soya con la multinacional estadounidense Cargill

El vicepresidente, Álvaro García, en respuesta a las críticas de deforestación y desmonte, aseguró que 10 mil, 30 mil o 100 mil hectáreas deforestadas o la construcción de represas no afectan al medioambiente, porque Bolivia es el país que más árboles percápita tiene y el que menos CO2 emite.

La autoridad en una rueda de prensa en el hall de Palacio de Gobierno expuso su posición en base a un informe del Washington Post y el Banco Mundial, datos referidos a la cantidad de árboles por persona y por país y los países que más aportan con gases de efecto invernadero.

Planteó una ecuación para determinar cuánto CO2 (dióxido de carbono) emite cada país pero a la vez cuánto oxigeno expulsa, “el resultado de la división entre uno y otro determina el índice real de incidencia en el calentamiento global”, explicó.

Bajo esa lógica, concluyó que “Bolivia aparece con un índice de 62. Elevadísimo. Somos un ente benéfico para el mundo”, a diferencia de otros países como Estados Unidos o Reino Unido que apenas llegan a uno, sostuvo.

“¿Afectará estas cifras el que se deforeste y siembre 10.000, 100.000 o 30.000 h? Por supuesto que no afecta el medioambiente. Tenemos un colchón de compromiso de reserva ambiental que nos permite que podamos y sigamos produciendo para mejorar la economía”, acotó.

Argumentó que Bolivia se ubica en el quinto lugar entre los países que más árboles tienen en su territorio, primero está Rusia, Brasil, Estados Unidos, China y Bolivia con 59.000 millones de árboles y tiene 5.466 árboles por persona.

Pero respecto a la emisión de gases de efecto invernadero, los países que encabezan la lista son: China, Estados Unidos, Rusia, Japón y una extensa lista hasta que aparece Bolivia cuyo aporte a la contaminación apenas alcanza al 0,1%.

“La incidencia de Bolivia en el cambio climático es literalmente cero, frente a otros países que tienen responsabilidad de 1 hasta el 29%”, describió, apoyado en láminas elaboradas por la Vicepresidencia.

Aseguró que la política gubernamental es continuar con un plan de reforestación y que el objetivo medio es llegar entre 3 a 5 millones de árboles y para este propósito se han previsto recursos económicos.

Criticó a “algunos ideólogos financiados por empresas contaminantes de Europa y Estados Unidos (que) quieren convertir a Bolivia en un país fósil de fotografía. Claro, porque Bolivia está dando oxígeno al mundo entero, entonces ellos depredan contamina el medio ambiente y le piden a Bolivia sacrifícate por el mundo. No hagas represas. Quédate como en el siglo pasado”, afirmó.

Joomla SEF URLs by Artio