Ecuador: La importancia de las áreas verdes en el país

AMBIENTE. Contar con suficientes árboles reduce los efectos del calentamiento global. 

Muchas personas disfrutan el pasar un momento en el parque, algún bosque o reservorio. Sin embargo, no todos disponen de ese privilegio en sus ciudades. Ese espacio verde en el que las personas pueden recrearse o gozar de un lugar abierto para su deleite es un derecho y es medido por el índice verde.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sugiere que cada persona debe contar con 9 m2 de espacio verde; sin embargo, hasta el último estudio realizado en 2012 a nivel nacional, solo el 5% de ciudades ecuatorianas cumplían con la normativa internacional del Índice Verde Urbano.

La importancia de contar con la suficiente cantidad de espacio verde por habitante recae en cumplir con una valorización del entorno arbóreo de cada persona, para así cuantificar y valorar las bondades ecológicas de la existencia o no de árboles y de espacios fértiles y entonces conocer la calidad ambiental de un espacio urbano.

La situación del país

Hasta hace dos años, solo 10 de los 221 municipios ecuatorianos cumplían con el valor recomendado, de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

A partir de las cifras arrojadas por el Censo de Población y Vivienda 2010, se realizó el cálculo total de áreas verdes en metros cuadrados, considerando como superficie de área verde a los parques y plazas en cada ciudad.

Para realizar el cálculo del Índice Verde Urbano, se consideró la población residente en zonas urbanas de las cabeceras provinciales y cantonales del país.

En el caso de Ecuador, existían casi 5 m2 de espacios verdes por persona, esto quiere decir que se halla un déficit por habitantes de 4 m2.

De todas las ciudades del país, Quito es la única que se encuentra dentro de las cifras fijadas por la OMS; no obstante, en comparación con otras urbes latinoamericanas aún está muy por debajo.

Lo que se ha buscado con el estudio es impulsar a las municipalidades a acoplar dentro de su planificación de ordenamiento territorial la creación y conservación de áreas verdes, establecer mecanismos metodológicos para la medición y el cálculo del área verde urbana efectiva, inclusive identificando los tipos y números de árboles para la medición de captación de oxígeno por ciudad, garantizando así el incremento de áreas verdes para el esparcimiento y recreación de la población, para mejorar la calidad ambiental del territorio.

Relación con el cambio climático

El excesivo consumo energético y la desmesurada deforestación a nivel mundial generan dióxido de carbono (CO2). Las masas arbóreas con las que cuenta el planeta retienen el carbono temporalmente y así forman la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera, produciendo una temperatura media en el planeta, conocida como calentamiento global.

En términos más simples, entre menos espacios verdes disponga el mundo, más se eleva la temperatura del mismo y se dificulta la calidad de vida de quienes en este habitan.

Las urbes modernas del siglo XXI preocupadas por el calentamiento global buscan alternativas que permitan, de diferentes maneras, mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero y mecanismos de adaptación para las personas e industrias productoras.

En el caso de Ecuador, se busca a través de este índice revalorizar los espacios verdes y estimular a la preservación y su crecimiento. (JP/INTERNET)

Joomla SEF URLs by Artio