Chile:Nuevas tecnologías para proteger los recursos naturales de los incendios forestales

Las herramientas han permitido entregar mayor seguridad a los brigadistas, mejorando la coordinación en la emergencia, detección anticipada de riesgos y optimización de recursos.

Monitoreos en vivo de los incendios forestales a través de drones, sistemas GPS, cámaras de largo alcance para detección de humo y escáner térmico para la liquidación de la emergencia, son algunas de las implementaciones tecnológicas, que las empresas forestales han incorporado para la protección de los recursos naturales.

Las herramientas han permitido entregar mayor seguridad a los brigadistas que se enfrentan a la emergencia, despachando los recursos adecuados y apropiados a las características del estado inicial de un incendio, ocupando sólo lo que se demanda para su control oportuno.

“La incorporación de estas tecnologías, han permitido tener una visión real e inmediata de la situación, mejorando la coordinación de la emergencia, la detección anticipada de riesgos y la optimización el uso de recursos, tanto en el combate, como en la liquidación del fuego”, manifestó el líder del comité de protección de CORMA sede Biobío, Germán Neumann.

Para las empresas forestales, es fundamental monitorear las 24 horas con cámaras de largo alcance, que detectan posibles focos de incendios, en especial, durante periodos donde las condiciones climáticas son de alta probabilidad de siniestros. Con la imagen en vivo, se pueden apreciar las características de una columna de humo y comenzar a definir la forma de cómo será controlado.

“Las cámaras han sido ubicadas en puntos estratégicos, sectores de alta ocurrencia de incendios, con el objetivo de chequear cualquier tipo de humo, para conocer el desarrollo inicial de una emergencia o descartarla”, expresó Neumann.

Posteriormente, los despachadores ubicados en la central de operaciones, miran el siniestro a través de un sistema que permite combinar las imágenes en vivo, con mapas que se han desarrollado con Google Earth.

Esta visualización otorga a los encargados de la central, las características topográficas del área afectada, como pendientes, si los terrenos son de particulares, la ubicación de recursos (brigadas, helicópteros, camiones aljibes, etc.), entre otros.

Con esta información, las personas especializadas en la sala de monitoreo, toman las decisiones oportunas y eficientes para combatir un incendio, contactando a los brigadistas ubicados estratégicamente en los bosques, con el fin de tener tiempos de arribo no mayores a 10 minutos.

Desde la central se entrega la mejor selección de caminos internos de los bosques, para que los conductores que llevan a los brigadistas, como también, a los pilotos de aviones y helicópteros, no se pierdan y puedan llegar de forma segura a la emergencia, entregando coordenadas exactas en ubicación y distancia, la que se emite a los vehículos a través de monitores GPS, que grafican las vías.

Para el jefe de protección forestal de la empresa MASISA, Francisco Acevedo, “la incorporación de sistemas de posicionamiento GPS en las centrales y en los medios aéreos, han jugado un papel muy importante, en la información de coordenadas exactas de los lugares en que se desarrollan los incendios, lo que ha servido para atender con mayor rapidez la emergencia”.

Mirada periférica a través de drones

La brigada forestal al llegar a la emergencia, hace funcionar un dron que siempre es manejado y monitoreado por el jefe del equipo, quien en ese momento, tiene la información en línea de lo que está emitiendo la aeronave sobre los árboles y que llega a una tablet que tiene en sus manos, lo que le ayuda a tomar decisiones para el actuar de su grupo.

El jefe de brigada del campamento “La Colcha” en la comuna de Curanilahue, Nelson Grandón, manifestó que “a veces nosotros trabajamos sin ver el fuego y no tenemos todos los riesgos a la vista. Con los drones podemos ver todo lo que amenaza al equipo, como combustibles, pendientes y el comportamiento del fuego”.

Los drones alcanzan una altitud de 350 metros y un radio de 1.000 metros, el que envía señales de video en vivo desde la cámara abordo. Además, posee control GPS para retornar al punto de inicio, una cámara de 14 mega pixeles de alta resolución y un dispositivo de almacenamiento de 32 Gb, para grabar durante 2 horas continúas.

Este vehículo aéreo no tripulado opera de manera remota, cuya implementación en el sector Forestal, ha permitido el control de incendios forestales y además para ayudar en otras áreas como inspecciones de infraestructuras; revisión de quebradas post cosecha; actualización de cartografía y monitoreo del stock de canchas; entre otras.

Escáner térmico

Del mismo modo, el escáner térmico permite optimizar las labores de liquidación de los incendios, de manera que queden extintos y los recursos puedan ser liberados para controlar otro incendio de manera más rápida, optimizando el uso del agua.

El sistema funciona a través de un aparato manual a cargo de un brigadista, que va apuntando distintos punto del terreno afectado por un incendio. Al momento de detectar altas temperaturas, el artefacto emite un sonido agudo, que indica que bajo tierra se puede generar una alta probabilidad de que rebrote un incendio.

El scanner, explica el Jefe de Operaciones de la Unidad de Protección de Arauco, Rigoberto Castro, se utiliza cuando un incendio ya está controlado. “En ese minuto viene la faena de liquidación de la emergencia, en donde se aplica agua con espuma en lugares donde hay mayor temperatura dentro del área quemada, que no necesariamente están a la vista, pero que fueron detectados por el escáner”.

Joomla SEF URLs by Artio