Posición de la CFB en torno a la propuesta de permitir la exportación de troncas simplemente escuadradas

Santa Cruz, 26 de octubre de 2016
OF.CFB/82/2016

Señora
María Alexandra Moreira López 
Ministro de Medio Ambiente y Agua 
Zona San Pedro, C/Cap. Castrillo 434 entre 20 de Oct. y Heroes del Acre
Tel.2115571- 2115573 Int. 401*Fax 2115582
La Paz 

De nuestra consideración:

Ref.: Exportaciones de flitches o troncas escuadradas.

Ante la apertura de un debate en torno al tema de referencia, la Cámara Forestal de Bolivia deja constancia de su posición al respecto.

En efecto, aclaramos que, no nos oponemos al trabajo y negocio de nadie, más aún, si está enmarcado en las leyes, pues solo con trabajo, producción y comercio, lograremos mejores condiciones de vida para nuestro país.

En este contexto y desde una perspectiva de responsabilidad histórica institucional, jamás podríamos sugerir o, hacer alguna gestión que no esté amparada en la Ley. Precautelamos la solvencia ética de más de 40 años de vida institucional que nos respaldan. Muchas veces hemos tenido que resignar aspiraciones empresariales de nuestros asociados, para no violar el marco de la legalidad y, esa conducta no la vamos a cambiar.

En razón a aquello, para la Cámara Forestal de Bolivia, una eventual exportación de flitches, o lo que es lo mismo, tronca escuadrada, contraviene los preceptos legales previstos por el artículo 10 de la Ley 1700 y, el artículo 8 del DS Nº 24453 que textualmente dicen:

Ley Nº 1700. 

Artículo 10. (Progresividad en el uso integral del bosque y el valor agregado de los productos).

I. Los titulares de derechos forestales otorgados por el Estado deben procurar avanzar progresivamente hacia el uso integral del bosque, evidenciando esfuerzos consistentes y continuados en tal sentido y reflejándolos en la medida de lo posible en los planes de manejo y sus actualizaciones.

Asimismo los centros de procesamiento de productos forestales procurarán la diversificación industrial y el incremento del valor agregado de sus productos.  La exportación en troncas sólo está permitida en estricta sujeción a las normas reglamentarias, las que especificarán los recursos maderables a ser exportados, bajo pleno cumplimiento de los planes de manejo.

II. Los responsables del manejo forestal deben incorporar progresivamente las tecnologías ambientalmente más recomendables que estén disponibles en el mercado y sean económicamente accesibles y socialmente benéficas.  El Estado promoverá el acceso en términos concesionales a dichas tecnologías.

Decreto Supremo Nº24453

Artículo 8. Para efectos del segundo párrafo del parágrafo I del artículo 10º de la Ley, sobre exportación en troncas y especificación de los recursos maderables exportables en dicho estado, rigen las siguientes disposiciones:

I. Sólo procede la exportación de troncas provenientes de bosques manejados, bajo pleno cumplimiento de los planes de manejo, tratándose de especies comercialmente poco conocidas,  únicamente con el fin de abrir mercados; salvo los casos en que se acredite que el valor a obtenerse por la exportación en troncas sea mayor al valor de exportación en estado simplemente aserrado.

Para tal efecto, sólo son válidas las pólizas de exportación que incluyan el certificado pertinente de la Superintendencia Forestal; el mismo que deberá ser otorgado o denegado dentro del término de 20 días hábiles, transcurrido el cual se considerará otorgado por silencio administrativo positivo, fungiendo como certificado la copia de la solicitud con sello, fecha y firma de recepción, sin perjuicio de la responsabilidad del funcionario correspondiente.  La solicitud deberá ser presentada con copia al Superintendente General. 

Dicho certificado podrá ser otorgado para uno o más lotes, previo informe favorable de una inspectoría forestal especial y en ningún caso tendrá una vigencia mayor a un año. 

La inspectoría forestal especial deberá  verificar, además, la implementación y cumplimiento efectivos de los mecanismos de seguimiento y control propios de los programas de abastecimiento y procesamiento de materia prima, que permitan identificar, desde el bosque hasta el punto de frontera, los lotes autorizados.

En ningún caso se podrá exportar en troncas después de transcurridos cinco años a partir de la vigencia del presente reglamento. 

II. Además de lo establecido en el parágrafo anterior, sólo procede la exportación en troncas cuando la comercialización de la especie no esté prohibida o vedada de conformidad con la legislación interna o instrumentos internacionales de los que el Estado boliviano sea parte signataria; o cuando los niveles de exportación en troncas no constituyan un factor de riesgo que pueda acelerar su conducción a la situación de especie amenazada. 

III. Mediante Resolución Ministerial del Ramo se podrá disponer, como medida de control, la prohibición de exportar en troncas determinadas especies cuando por la ubicación de sus formaciones vegetales u otras circunstancias, sean particularmente vulnerables al contrabando o estén siendo sobreexplotadas. 

Asimismo, con el fin de promover el acceso en términos concesionales a tecnologías ambientalmente más recomendables que estén disponibles en el mercado, el Ministerio promoverá la incorporación progresiva de valor agregado como requisito previo para la exportación, mediante mecanismos de desgravación arancelaria, depreciación de equipos y financiamiento a largo plazo.

IV. Salvo las limitaciones dispuestas para la exportación en troncas, se garantiza la plena libertad de comercialización interna y externa de productos maderables y no maderables, bajo la única condición de que provengan de bosques manejados o desmontes debidamente autorizados, según plan de manejo y programa de abastecimiento y procesamiento de materia prima. Cualquier funcionario que contravenga esta disposición incurrirá en responsabilidad. Sólo mediante Decreto Supremo se puede disponer la variación y tratamiento de las partidas arancelarias.

V. En los casos de contrabando, se procederá conforme a lo establecido por el presente reglamento para los decomisos, multas y clausuras, sin perjuicio de la correspondiente responsabilidad penal.

Cabe señalar es esta oportunidad señora Ministra que, para ser consecuentes con lo dispuesto por el citado artículo 10 de la Ley 1700, al interior de nuestra Institución hemos promovido insistentemente a que nuestros asociados den el paso cualitativo hacia una mayor y mejor industrialización de los productos madereros, aspecto que ha significado grandes gastos e inversiones para ellos, sin ningún tipo de apoyo estatal. De ahí que, en el país existen operadores privados asociados y no asociados a la CFB, que pueden darle valor agregado a todos los productos que se extraen del bosque.

En razón a lo expuesto, por existir una norma legal que lo prohíbe, la Cámara Forestal de Bolivia, se encuentra imposibilitada de promover o apoyar la creación de una norma de jerarquía menor a un Decreto Supremo que, permita la exportación de flitches o troncas escuadradas, salvo sea de especies comercialmente poco conocidas, tal como lo establece el artículo 8 del DS Nº24453 previamente citado.

Cabe sin embargo, dejar clara constancia que, esta restricción no puede alcanzar a productos provenientes de plantaciones forestales, ya que éstos tienen un origen y condición de acceso y producción distinto al de un bosque natural que es propiedad del Estado boliviano.

Con este motivo, aprovechamos la oportunidad para saludarla con la consideración que nos merece.

Lic. Pedro Colanzi Serrate
Presidente

Abg. Jorge E. Avila 
Gerente General

Joomla SEF URLs by Artio