Discurso del Presidente de la CFB Pedro Colanzi Serrate

Pedro Colanzi, presidente de la Cámara Forestal de Bolivia

En ocasión de la Asamblea General Ordinaria de la CFB, realizada el 24 de febrero de 2015. 

Hace algún tiempo dijimos que, a muchos nos ha costado entender el contexto político histórico que vive el país y, lo complejo que es hacer gestión institucional privada dentro de éste, más aún cuando se trata de un sector que ocupa un recurso natural que es ambicionado por las bases sociales del partido en el poder.

 

Éste criterio, sigue siendo válido, pero a su vez, ha sido una de las principales motivaciones de nuestro desempeño, pues estamos en condiciones de afirmar que,  hemos logrado “racionalizar” la gran mayoría de las normas destinadas a regularnos a través de los mecanismos de fiscalización y control y, estamos absolutamente convencidos que, de no haber sido por la intervención de la Cámara Forestal de Bolivia, la burocracia irracional, nos habría hecho mucho más daño del causado.

Para no perder la objetividad de la evaluación, debemos destacar también que, en nuestra crisis han existido factores externos relevantes, como la caída de las economías de los mercados naturales de nuestras exportaciones, también por cuatro años consecutivos; la sustitución de la madera por metales y plásticos y, lo más grave de todo, las importaciones de productos forestales que, han invertido nuestra balanza comercial. 

Desde el primer momento, hemos tenido claro que, en lo interno, nuestra crisis se entiende por la baja producción de madera, consecuencia del exceso de regulación y la burocracia; así como, la falta de diésel en algunas zonas del país. En este marco, estamos en condiciones de afirmar que, en el inicio de la gestión en curso de la ABT, hemos logrado revertir en gran medida esta situación. Tenemos la confianza que la zafra 2015, será mucho más dinámica y efectiva que las de los últimos cuatro años.

En nuestro afán por trabajar en función de generar las mejores condiciones para la producción maderera, nos involucramos en las gestiones institucionales del sector empresarial cruceño, conjuntamente con la FEP SC, CAO y CAINCO, logrando finalmente, llamar la atención del Gobierno Central para plantearle en detalle nuestra problemática.  

Ustedes son conocedores de la reunión de trabajo sostenida con el Vicepresidente del Estado, así como de las reuniones sostenidas con los Ministros de Planificación y de Desarrollo Rural y Tierra; con quienes ya estamos trabajando en mesas técnicas en la ciudad de La Paz, para concretar medidas destinadas a solucionar nuestra problemática. 

Con estos trabajos institucionales, estamos consolidamos las gestiones para lograr contar con diésel de manera oportuna y suficiente, financiamiento y lucha contra las importaciones, entre las más destacadas. 

Con relación a la Ley Forestal, no nos hemos descuidado un instante de ella y, consideramos que, las gestiones NO públicas que hemos estado realizando, hasta la fecha han dado buen resultado.

Es muy probable que dicha norma sea considerada en esta gestión de la Asamblea Legislativa Nacional. En todo caso, los puentes para hacer conocer nuestras observaciones y propuestas, están tendidos.

Finalmente, en lo estrictamente interno, la Cámara Forestal de Bolivia, con una política de austeridad extrema, ha logrado mantener todos los servicios institucionales e incluso, aumentar algunos. La salud económica de la CFB es estable, gracias al riguroso manejo de los pocos recursos con los que contamos.

Pedro Colanzi Serrate
Presidente Cámara Forestal de Bolivia

Joomla SEF URLs by Artio