La crisis forestal acaba con unos 1.000 empleos directos

La Cámara Forestal de Bolivia pide la aprobación de medidas paraarancelarias para proteger la industria nacional. Una de las empresas más grandes, Sobolma, lucha para seguir trabajando

Es considerada una de las empresas más grandes del país. Hoy en día dejó de exportar. Foto: El Deber

La alta importación de materia prima y muebles desde Brasil profundiza la crisis en el sector maderero boliviano.

Tres de las principales productoras de láminas del país (SLV, Essedue y Apex) han cerrado sus puertas en Santa Cruz y la fábrica de muebles San Roque, de Cochabamba, suspendió operaciones. El cierre de las industrias deja sin empleo a unos 1.000 trabajadores en ambas ciudades.

 

Pedro Colanzi, presidente de la Cámara Forestal de Bolivia (CFB), alertó que las importaciones de productos forestales maderables del vecino país, golpean drásticamente a la cadena productiva ocasionando un mayor déficit en la balanza comercial y lo que es peor comienza a generar problemas de orden económico, financiero y social para el país.

El ejecutivo expresó su preocupación porque toda la cadena del sector forestal (comunidades indígenas, micro, pequeñas, medianas y grandes empresas) está pasando por graves líos de orden financiero debido a que los productos importados de menor calidad y costo, remplazan a lo nacional.

Colanzi, junto al gerente general Jorge Ávila, pidieron al Gobierno aprobar medidas paraarancelarias a los productos que provienen de Brasil, tal cual lo hace dicho país a las exportaciones bolivianas.

Sobolma, máximo esfuerzo

Eduardo Antelo Justiniano, subgerente general de Sobolma Ltda., informó de que la crisis los hace poco competitivos, además que Brasil, Argentina y otros países adoptan políticas de protección a sus mercados. La industria comenzó a producir menos (la mitad de lo que hacía hace cinco años), cerró una de sus laminadoras en San Ignacio; en la industria de Santa Cruz se decidió trabajar solo en un turno (de 8:00 a 18:00) y redujo drásticamente personal.

La capacidad productiva de Sobolma es de 70.000 m3 año, pero trabajaban con 28.000 m3, ahora apenas llegan a 13.000 m3, lo que significa disminuir personal, costos, etc. De 470 personas que trabajaban en planta, en la actualidad solo permanecen 197 empleados.

Según el Instituto Boliviano de Comercio Exterior, en 2015, más de la mitad de las importaciones de muebles y sus partes provinieron de Brasil (51%), seguido de Perú (17%), que desplazó a China al tercer lugar con el 16%.

Se envió un cuestionario al Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural, pero no se obtuvo respuesta hasta el cierre de edición

HILTON HEREDIA GARCÍA - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

Joomla SEF URLs by Artio