España: Los riesgos de la proliferación de edificaciones en terrenos forestales

Estas urbanizaciones provocan un nuevo escenario en el que los incendios ya no son sólo forestales, son también urbanos

La proliferación de viviendas y urbanizaciones en zonas naturales han provocado un nuevo escenario en materia de lucha contra incendios forestales en el que "aumenta el peligro de pérdida de vidas y la complejidad de la extinción del fuego" han advertido los ingenieros técnicos forestales.

El Colegio de Ingenieros Técnicos Forestales y graduados en Ingeniería Forestal y Medio Natural ha advertido de que la falta de programas de autoprotección en viviendas y urbanizaciones construidas en entornos naturales puede favorecer que se produzcan incendios forestales en verano.

Por ello han considerado necesario la elaboración de planes de autoprotección para las urbanizaciones, en cuya promoción y financiación debe participar la administración autonómica, y para las viviendas particulares, que debe ser responsabilidad de sus propietarios.

Construcciones en parajes naturales

Según los forestales, proliferan las construcciones en terrenos naturales que “no cuentan con normas y planes urbanísticos que obliguen a tomar medidas de autoprotección contra los incendios”.

Estas urbanizaciones provocan un nuevo escenario en el que “los incendios ya no son solo forestales, son también urbanos”, y en el que “aumenta el peligro de pérdida de vidas y la complejidad de la extinción del fuego”.

“El aumento de la masa forestal sin ningún tipo de gestión, provoca que cientos de miles de ciudadanos vivan en una situación de riesgo para sus vidas y sus bienes y no son conscientes de ello”.

Además, han añadido que, en este nuevo escenario, las prioridades de intervención con respecto a un incendio forestal cambian “radicalmente”, ahora lo primero son los habitantes y el personal de extinción, después los bienes y, por último, la masa forestal.

Los ingenieros han recordado, que en unas jornadas organizadas recientemente con la participación de expertos y responsables técnicos en la materia, se advirtió que “antes o después habrá una gran catástrofe porque los planes de autoprotección no se están haciendo, la gente no sabe cómo defenderse del fuego y las administraciones no están cumpliendo con su obligación de hacer cumplir la ley”.

“Son los municipios los que deben tener la última responsabilidad sobre inspección y control para que se instauren los planes de autoprotección en cada urbanización, pero deben ser las comunidades autónomas las que establezcan el marco normativo y quienes faciliten los medios”. EFEverde

Joomla SEF URLs by Artio