Chile: Aeromodelismo como solución para la industria minera y forestal

Para este año, el emprendedor Rodrigo Meza, trabaja en un proyecto de inversión que podría aumentar su facturación mensual en al menos unos $4 millones.

Todo comenzó como un hobby, hasta que el aeromodelismo se convirtió en una puerta de entrada a un nicho sin explotar en las industrias minera y forestal. Esta es la historia de Rodrigo Meza, ingeniero comercial de la Universidad Mayor actual dueño y fundador de la empresa VANT, cuyas siglas significan Vehículo Aéreo No Tripulado. "Son helicópteros radiocontrolados que tienen la capacidad de volar de manera autónoma, o sea, no necesitan que alguien los controle para moverse a través de una ruta predeterminada.

Esto permite hacer supervisión aérea al mismo nivel que lo hace un helicóptero real", describe.

Entre $10 millones y $15 millones estima Meza que significó el capital inicial para este proyecto que nació a principios del año 2012 y que este 2014 ya cuenta con una facturación mensual de alrededor de $1 millón, sin considerar venta de productos. Es que VANT consiste en la prestación de servicios de aerovigilancia a través de drones, los cuales poseen cámaras de alta tecnología y seleccionadas para distintas funciones. "Los diseños los hago yo", asegura el emprendedor. Las ventas, por su parte, son más bien inestables, principalmente porque no existen encargados especializados en este tipo de máquinas en las empresas según menciona Meza.

Para este año, ya trabaja en un proyecto de inversión que podría aumentar su facturación mensual en al menos unos $4 millones. Se trata del diseño de un dron especializado en el sector forestal, con cámaras termales que permita el control de plagas entre otras funciones. Para esto, debería invertir entre $5 millones y $10 millones más para aumentar su flota.

Joomla SEF URLs by Artio