Carpinteros alteños aseguran que se sienten "relocalizados"

El contrabando provoca que en el país haya escasez de buena madera para la elaboración de muebles nacionales, la invasión de productos chinos también afecta al rubro de la carpintería, con precios bajos, pero de mala calidad.

El contrabando provoca que en el país haya escasez de buena madera para la elaboración de muebles nacionales, la invasión de productos chinos también afecta al rubro de la carpintería, con precios bajos, pero de mala calidad.

La crisis de los carpinteros se agudiza. La dirigencia de los trabajadores de la madera de El Alto advirtió que debido a la proliferación de los muebles chinos, sus afiliados se ven en la necesidad de migrar a otros países o cambiar de rubro económico para sobrevivir.

El secretario ejecutivo de la federación de carpinteros alteña, Héctor Delgado, calificó la situación como una "relocalización" y lamentó que el Gobierno no escuche el pedido de su sector de evitar el ingreso de muebles chinos para favorecer la producción nacional.

Afirmó que el gremio de la carpintería se está reduciendo, puesto que muchos de sus compañeros emigraron a Chile o Argentina para buscar mejores condiciones económicas o cambiaron de profesión a albañiles o transportistas. Puso como ejemplo que en la Asociación 19 de Marzo, hace dos años eran casi 800 afiliados, pero ahora suman 500.

MUEBLES EXTRANJEROS

El dirigente indicó que ya hubo diálogo con el Gobierno, pero a su criterio las autoridades gubernamentales tienen más interés en cumplir convenios internacionales, que en escuchar a los productores nacionales afectados. Lamentó que no se fomente a las actividades económicas de los bolivianos y pidió que se cierre la frontera para productos chinos.

Explicó que el consumidor prefiere comprar muebles chinos por su bajo costo y modelos, a pesar de que están hechos de materiales de baja calidad, como prensados de aserrín, que no garantizan su durabilidad. Sin embargo, los bolivianos trabajan con madera y producen muebles de mayor calidad aunque de mayor precio.

PRODUCCIÓN ARTESANAL

Delgado indicó que los carpinteros nacionales no están en condiciones de competir con los chinos, puesto que no tienen maquinaría para producir en masa y sus costos operativos son altos. Es una producción artesanal compitiendo con una industrial.

El dirigente estima que el 80% de la oferta de muebles viene desde China y que los bolivianos sólo tienen un 20%. Lamentó que incluso ante esta situación algunos carpinteros nacionales hayan optado incluso por vender el producto que viene del país asiático. (Erbol)

Joomla SEF URLs by Artio