Argentina: Firmarían un acuerdo para construir viviendas sociales de madera

Si en diciembre de 2015, en el Gobierno no se hubiese decidido subir el rango de la dirección Nacional Forestal a subsecretaría de Desarrollo Foresto Industrial, difícilmente el sector habría tenido la oportunidad de acceder a una reunión en la Casa Rosada con el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, Rogelio Frigerio, para consensuar políticas de promoción que permitan la inclusión de casas de madera en los planes de viviendas que se impulsen desde el Estado.

Ya se había tenido un primer indicio de lo positivo de la jerarquización en agosto de 2016, cuando una iniciativa conjunta entre los ministerios de Agroindustria e Interior constituyó la Mesa Sectorial de Construcción con Madera, con el objetivo de promover la construcción con madera en todo el país e impulsar y aumentar la capacidad productiva, la calidad y la sustentabilidad en toda la cadena de producción.

En este contexto, el 26 de junio pasado el ministro Frigerio convocó la segunda reunión de la Mesa en la que propuso la firma de un acuerdo público – privado por el que se aseguraría para el sector un cupo de 10% sobre la construcción de las 60.000/70.000 viviendas que se impulsan en los planes nacionales que buscan paliar un déficit que supera el 1.500.000 de viviendas.

Entre los funcionarios que participaron de la reunión en la Casa de Gobierno -además de Frigerio - se encontraban: el secretario de Vivienda y Hábitat de la Nación, Domingo Amaya; el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Ricardo Negri; el subsecretario de Coordinación de la Obra Pública Federal, Ricardo Delgado; el subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda, Iván Kerr; la subsecretaria de Desarrollo Foresto Industrial, Lucrecia Santinoni; y el titular del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), Javier Ibáñez.

En representación del sector privado asistieron Cámaras y entidades empresarias como FAIMA; CADAMDA; APICOFOM; AMAYADAP; IMFER; ASORA, y empresarios relacionados con la construcción industrializada de casas de madera.

Una reunión abierta y con propuestas concretas

Durante el encuentro se trataron temas vinculados a los aspectos legales y normativos, las posibilidades de acceso al crédito, la sustentabilidad del sector en cuestiones impositivas y laborales como la capacitación de profesionales y técnicos, el fomento de las economías regionales, y la posibilidad de realizar una campaña nacional de difusión.

En el comienzo el ministro Frigerio destacó el esfuerzo por la continuidad del equipo de trabajo de la Mesa. “Una mesa de diálogo para poder impulsar el sector forestoindustrial y un aporte para solucionar el problema de viviendas” , y adelantó que en los próximos días se firmaría el acuerdo de compromiso que involucra a todos los sectores, “vamos a poder decirles a las provincias y municipios que liciten proyectos que contemplen las construcciones de viviendas con madera” y destacó que los compromisos son también del sector privado, “esta es una reunión donde todos somos iguales y tenemos el mismo objetivo y todos aportan una parte de la solución”.

Se repasaron algunos avances, como el caso de la reglamentación de la norma Cirsoc 601, igualando al uso de la madera como material para la construcción en seguridad y calidad, en relación a los materiales usados convencionalmente en infraestructura. “La coherencia del equipo es fundamental y todavía hay más cosas para hacer, por ejemplo la certificación de calidad para dar la garantía de que la construcción con madera tenga las mismas prestaciones que la construcción tradicional” “Queremos generar más demanda para que haya más empresas y hacer más vigorosa toda la cadena productiva del sector” declaró Javier Ibañez, Presidente del INTI.

Respondiendo a algunas inquietudes planteadas en el encuentro, Ivan Kerr - Subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda – comentó “estamos trabajando con el Banco Nación en la adjudicación de créditos hipotecarios en las viviendas de construcción con madera, a fin de mes estaría saliendo la línea de crédito” además agregó “estamos dispuestos a colaborar con ustedes en todo lo que desde la Secretaría de Vivienda podamos impulsar para mejorar la competitividad del sector, felices de haber llegado hasta esta síntesis de este trabajo, tenemos una necesidad enorme de vivienda en la argentina” .

El objetivo fundamental que se planteó con respecto a las líneas de créditos hipotecarios es agilizar el sistema para que tengan la reglamentación adecuada y las pymes puedan trabajar en viviendas residenciales, y en ese sentido se refirió el Director de BNA Ing. Alejandro Henke, “estamos trabajando en una resolución para viviendas apto crédito financiamiento intermedio para construcción en terreno propio”.

Por otra parte desde el ministerio de Agroindustria, se destacó la necesidad de impulsar la construcción de viviendas con madera ya que desde el impacto ambiental “cada vez que construyamos más con madera, fijamos más carbono y además serán viviendas con bajo consumo de energía” declaró el Ing. Ricardo Negri - Secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca.

En el mismo sentido, la Ing. Lucrecia Santinoni – Subsecretaria de Desarrollo Foresto Industrial, mencionó que “ además del aporte que le hacemos a nuestro país con el tema de las emisiones, una de las razones por las que trabajamos en las plantaciones, es que son una fábrica captadora de dióxido de carbono que no vuelve a la atmosfera y suma en forma positiva para dar empleo y solucionar los problemas de vivienda, no solo de los grupos más vulnerables sino también de la clase media, es una industria que tiene mucho para dar, pocos lugares hay en el mundo que tienen las tasas de crecimiento en plantaciones que tenemos en este país”.

Sobre el cierre del encuentro se acordó coordinar la fecha para la firma del convenio, asumiendo el compromiso de todos los sectores tanto públicos y privados, y continuar con el objetivo de impulsar soluciones para todos las actividades involucradas en la cadena.

Cómo sería el Convenio

El borrador del convenio que desde el ministerio del Interior ya se ha enviado a los distintos actores de la cadena de la foresto industria que participan en las actividades de la construcción con madera para que hagan sus aportes, tiene entre sus objetivos definir los roles de las partes y consensuar los compromisos a asumir para promover el crecimiento del sector, tomando como modelo el acuerdo para la reactivación de la construcción.

En el mismo se manifiesta el especial interés del Gobierno Nacional “en mejorar los estándares constructivos a través de diferentes acciones como la promoción de los sistemas constructivos industrializados, entre ellos la construcción con madera, fomentando los entes ejecutores en sus proyectos de vivienda”.

Establece el marco sectorial donde consigna que en el 2015 la extracción total de rollos cultivados superó los 12,5 millones de metros cúbicos siendo el 50% destinado a aserrado. Se estima que es posible aumentar la extracción a 20,5 millones de metros cúbicos sin afectar la sustentabilidad de la oferta de largo plazo.

El Estado Nacional contribuirá con distintas medidas de promoción y el desarrollo de marcos normativos (Normas de estandarización y de calidad; manuales de construcción y habitabilidad; invitando a las jurisdicciones provinciales, a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y a los Municipios a adherir, reduciendo impuestos locales y haciendo más eficientes los procesos de aprobación de distintos proyectos constructivos y de tiempos de escrituración.

Paralelamente el sector privado se compromete a dar un fuerte impulso a la construcción de viviendas con madera y a trabajar en la normalización para facilitar el uso de esta estrategia.

Por su parte los bancos públicos y privados implementarán diversas acciones para facilitar y ampliar el acceso a créditos hipotecarios a las viviendas con madera; y el sector asegurador trabajará en el desarrollo de productos ajustados a este sistema.

Finalmente la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA) y la Unión de Sindicatos de la Industria Maderera (USIMRA) se comprometen a realizar acciones de capacitación de los trabajadores sobre normas y sistemas constructivos, promoviendo la profesionalización de la técnica de la construcción con madera y el aumento de la productividad de sector.

Los aportes de cada una de las partes se detallan en capítulos separados.

En el ministerio de Agroindustria se está trabajando en la coordinación de diferentes mesas para consensuar lo antes posible los requerimientos privados que podrían incorporarse para el acuerdo definitivo que se pretende firmar a corto plazo.  

Acciones desde el sector privado

A la finalización de la reunión, ASORA Revista solicitó la opinión del Director Ejecutivo de la Federación de la Industria Maderera y Afines – FAIMA, sobre las acciones que se venían llevando a cabo para impulsar la construcción con madera y el mayor uso de la madera en todo el país. 

“ Desde el año pasado, FAIMA ha mantenido una agenda activa con autoridades del gobierno nacional, gobiernos provinciales y representantes del poder legislativo, promoviendo las ventajas del uso de madera en la construcción. También transmitió una posición enfática sobre acuerdos con empresas chinas como estrategia para resolver el déficit habitacional argentino. En este sentido, FAIMA ha trabajado con distintas dependencias del sector público por separado primero  (Ministerio del Interior, Ministerio de Agroindustria, Unidad Plan Belgrano, Ministerio de Producción, Consejo Nacional de la Vivienda y gobiernos provinciales) y de forma integrada desde el lanzamiento de la mesa nacional de uso de madera en la construcción,  buscando la posibilidad de que se celebren acuerdos que garanticen oportunidades concretas de demanda, en orden de estimular las ofertas regionales que dinamicen al sector y permitan mejorar las condiciones de  desarrollo de las economías regionales. La reunión de ayer es el preludio de la conclusión de este trabajo”, explicó el directivo.

Según lo expresado, la cadena de valor foresto industrial de nuestro país tiene la capacidad de ofrecer soluciones competitivamente económicas, eficientes, sustentables y de calidad a los desafíos que Argentina enfrenta en materia de déficits habitacionales y de infraestructura. En adición a esto – dijo – “el uso de madera en la construcción asegura dos ventajas estratégicas alineadas al desarrollo económico. En primer lugar, es un vector clave para favorecer el desarrollo de economías regionales postergadas, creando empleo y valor agregado en las regiones y para las regiones. En segundo término, es una opción sustentable, sostenible y de menor consumo energético”.

El directivo aclaró que ante oportunidades de demanda previsible, “el sector cuenta con proveedores capaces de brindar soluciones y un potencial de desarrollo de negocios muy rico a nivel regional a través de encadenamientos dentro de la cadena de valor. En este sentido, es necesaria la instrumentación de medidas que contemplen facilidades para la participación de PyMEs locales en planes de obra pública, ya sea en aspectos financieros como de cupos para favorecer el desarrollo de proveedores locales”.

Por Roberto Luis Minoli

Joomla SEF URLs by Artio