ABT plantea incrementar aranceles

Rolf Kohler, direstor de la ABT. - Archivo La Prensa

La crisis forestal que vive Bolivia por la que el país ha pasado de ser exportador de productos de la madera a importador, pues la balanza comercial en ese aspecto es desfavorable, va a ser encarada con un aumento de los aranceles de importación y también el incremento de los precios de los Certificados Forestales (Cefos) a los productos forestales de importación, dijo el director ejecutivo de la Autoridad de Bosques y Tierras (ABT), Rolf Kholer.

Explicó que la ABT ha estado viendo, junto con todos los sectores sociales que conforman la cadena forestal del país, las medidas de emergencia para enfrentar esta crisis forestal.

 

En las últimas semanas, el sector industrial a través de la Cámara Forestal de Bolivia (CFB), ha expresado su alarma por esta crisis que está haciendo perder fuentes de empleo e ingresos de divisas al país. Ante esa situación, la CFB dirigió el 12 de abril una carta al vicepresidente Álvaro García Linera, en la que solicita se establezcan mecanismos de protección a la industria nacional, ante el excesivo aumento de las importaciones de productos elaborados de la madera.

De acuerdo con los datos proporcionados por la ABT, en 2015 Bolivia importó productos forestales del exterior por un valor de 62,3 millones de dólares, principalmente muebles melamínicos y tableros melamínicos, frente a una exportación de 57,4 millones. Es decir, hubo un déficit de 4,8 millones de dólares desfavorable para el país.

Sin embargo, esta crisis empezó en 2009 y comenzó a reflejarse en los indicadores de la balanza comercial a partir de 2011, en la que se observa que las exportaciones forestales comienzan a caer hasta el 2014. Ya el año pasado las importaciones superaron a las exportaciones.

En total son ocho medidas de emergencia para disminuir el impacto negativo de la crisis forestal, pero la principal es atacar la importación de productos forestales, con medidas para arancelarias para frenar las importaciones, destacó la ABT.

Kholer dijo que esta crisis ha hecho que cientos de carpinterías en el país, especialmente en la ciudad de El Alto, estén paralizadas, aunque aclaró que esta situación comenzó a empeorar cuando el país perdió el mercado de Estados Unidos, al quedar sin vigencia la Ley de Preferencias Comerciales Andinas (Atpdea), que favorecía a Bolivia con bajos aranceles.

PREPARAN CUMBRE FORESTAL

El sector forestal boliviano tiene un alto potencial pese a la crisis coyuntural que hoy vive, por lo que la Autoridad de Bosques y Tierra (ABT), realizará una Cumbre Forestal, con todos los actores económicos y sociales que conforman esta actividad en Bolivia, en una fecha a designarse próximamente.

En ese sentido, el director ejecutivo de la ABT, Rolf Kholer, destacó que este sector puede contribuir al Producto Interno Bruto (PIB) el 6 por ciento en los próximos 10 años, que equivaldría a 3.000 millones de dólares.

Hasta el momento, el sector forestal boliviano sólo contribuye con el 2,5 por ciento al PIB, de los cuales el 1,8 por ciento son por las exportaciones de castaña y sólo el 0,7 por ciento por productos de la madera.

Por la exportación de la castaña, en 2014, ingresó al país alrededor de 175 millones de dólares y ,en 2015, subió aproximadamente a 196 millones de dólares.

Otro desafío que se plantea el país es reforestar en los próximos 10 años, 4,5 millones de hectáreas, de las cuales 1,5 millones de hectáreas deben ser de plantaciones forestales.

Kholer anunció que pronto la ASFI dará a conocer las medidas que se aplicarán para lograr que los forestales accedan a préstamos, a través de la Banco de Desarrollo Productivo (BDP).

Joomla SEF URLs by Artio